← Juan Bonilla: «Siempre me ha resultado muy extraño que extrañe que un escritor se dedique a todos los géneros»

Tres ejemplares de la biblioteca invisible de Juan Bonilla