Vista panorámica de Nueva York. (c) Luisa Koefoed SunnVista panorámica de Nueva York. (c) Luisa Koefoed Sunn

Nueva York es la ciudad sobre la que más historias se han ideado. Ninguna otra urbe mundial está tan presente en el cine, la televisión, la música, la publicidad o el imaginario colectivo como Nueva York. Hacía tiempo que tenía en mente una selección de libros de todo tipo de géneros dedicados a “la ciudad que nunca duerme”.

Tanto quien ha estado allí como quien no, se ha formado una cierta imagen de esta gran metrópoli. Una imagen que suele empezar y acabar en Manhattan. Pero Nueva York es mucho más que Manhattan –hasta 1898, la ciudad estaba formada únicamente por esta isla- a pesar del brillo y la seducción del lugar, pues Nueva York se compone de cinco distritos: Manhattan, Brooklyn, Bronx, Queens y Staten Island.

Hay una frase de El gran Gatsby, la obra maestra de Scott Fitzgerald, pronunciada por Nick Carraway mientras conduce su coche en dirección a Manhattan y se acerca a la silueta del puente Queensboro que dice: “Cruzando este puente, todo es posible… realmente todo…”. Corría 1925, y desde entonces la exactitud de este juicio se mantiene prácticamente inalterable.

Esta selección de diez libros recientes, y en español, quiere ofrecer una mirada diferente a la ciudad de los rascacielos, que ha inspirado obras muy variadas a lo largo del siglo XX, no solamente literarias o cinematográficas, como uno puede imaginar. De hecho, cuando pienso en Nueva York enseguida me asaltan canciones como Autumm in New York, de Billie Holliday; Manhattan, de Lee Wiley, o la archiconocida New York, New York de Frank Sinatra. Aunque por influencias cinematográficas, mi melodía preferida sea Rhapsody in blue, de George Gershwin, con la que comienza la película Manhattan, de Woody Allen. Es un inicio tan redondo, tan perfectamente descriptivo, que retrata el alma de la ciudad en poco más de tres minutos.

Para que usted también se impregne del alma de Nueva York, le ofrecemos novelas, cómics, relatos, fotografías, guías sui géneris, poesías, dibujos y hasta un diccionario, que sirvan como un índice de lecturas para quienes quieran ir a las librerías con algunos títulos anotados.

Considere esta selección por mi parte como un tributo de amor hacia una ciudad que me quita el sueño. Porque Nueva York es uno de mis amores imposibles, esos que Woody Allen decía que eran los únicos verdaderos porque nunca te abandonan. Precisamente, por ser un amor imposible, puedo entender que atraiga y seduzca tanto como repugna y repele. Este carácter dual es otra de sus señas de identidad.

El Empire State, el puente de Brooklyn, Central Park, The New Yorker, Times Square, Broadway, la Quinta Avenida, Tiffany’s, el Metropolitan, el Upper East Side, The New York Times, la estatua de la Libertad, el Madison Square Garden… Sin duda, la belleza de una ciudad como Nueva York está en su descubrimiento permanente, en mirarla con ojos nuevos cada día. Espero que estos diez libros le ayuden a redescubrirla.

Ventanas de Manhattan, de Antonio Muñoz Molina. Este libro del escritor y académico andaluz reúne las impresiones y recuerdos de una ciudad en la que ha trabajado y que ha visitado de forma intermitente en los últimos veinte años. Las ventanas y los paseos son el hilo conductor de esta “enciclopedia caótica sobre la ciudad de Nueva York, ordenada con el dictado del capricho y el rumbo del caminante”, en donde cabe casi todo: la memoria, el viaje, la música, la pintura, las referencias culturales, los recuerdos personales, las experiencias vividas… Ventanas de Manhattan muestra la maestría de un escritor cuyo mayor talento es el control y precisión del lenguaje para desenmascarar al ser humano. (Seix Barral, 19,50 €)

El Nueva York de las películas de Woody Allen, de María Adell y Pau Llavador. Un paseo por los rincones que alguna vez han aparecido en los filmes de Woody Allen, en un total de 75 localizaciones. Cada una de las fichas incluye la dirección exacta y cómo llegar, así como curiosidades y detalles para conocerlo todo acerca de cada rincón. Por todas estas razones, este libro se convierte en una perfecta guía de la ciudad para los amantes del universo alleniano. Este cineasta es para mí un genio y una de las personas que más admiro, por eso hago apostolado de su obra. (Electa, 19,90 €)

Historias de Nueva York, de O. Henry, con traducción de José Manuel Álvarez Flórez. Esta selección de relatos de O. Henry, seudónimo de William Sydney Porter, es una suerte de cartografía neoyorquina de principios del siglo XX en la que describe a la gente común a través de la ironía, la burla y el realismo, dotando a estas 17 historias de un sempiterno toque de vigencia en donde se nos invita a mirar a la vez hacia el pasado y el futuro. Y también hacia dentro, hacia el interior de nosotros mismos. Todos los relatos del libro dan un inesperado giro en su última parte. Un álbum de sensaciones con el que disfrutarán de extraordinarios momentos. (Nórdica, 16,50 €)

New York. Retrato de una ciudad, de Reuel Golden. Edición plurilingüe: español, italiano y portugués. Hay libros que entran por la vista, eso lo saben muy bien los cerebros del marketing editorial. Este es un claro ejemplo, porque mirar, magrear esta enciclopedia visual en la que han colaborado más de 150 fotógrafos célebres resulta todo un placer. Un viaje fotográfico a través de la historia de la mayor ciudad del mundo con cerca de 600 páginas de imágenes desde mediados del siglo XIX hasta la actualidad, pasando por las noches locas de la Edad del Jazz y la devastación del 11-S. (Taschen, 49,99 €)

Geometría y angustia. Poetas españoles en Nueva York. Edición de Julio Neira. Existe una gran tradición de viajeros españoles en Nueva York, que arrancaría con Juan Ramón Jiménez y su Diario de un poeta recién casado, en el que describe la maravillosa luz en Broadway en 1917. Ahora, Julio Neira recopila 136 poemas desde los inicios de la modernidad, con autores como Lorca, Alberti, Salinas, Guillén, Cernuda, Hierro, Uceda, Gamoneda, García Montero… En algún lugar de su universo, Rilke dejó escrito proféticamente que el poeta es un cazador de voces. Neira lo demuestra en la extraordinaria introducción Fabulosa como un leviatán. (Fundación José Manuel Lara, 19,90 €)

Nueva York. La vida en la gran ciudad, de Will Eisner, con traducción de Raúl Sastre. Esta tetralogía incluye Nueva York, El edificio, Apuntes sobre la gente de ciudad y Gente invisible. El padre de la novela gráfica realiza el mayor homenaje a la Gran Manzana que se haya hecho jamás en el campo del cómic -sin necesidad de texto la mayoría de las veces-, dejándonos su particular visión de los ciudadanos neoyorquinos que tan bien conoció. Estas historias cortas son por encima de todo realistas, emotivas, tiernas y esclarecedoras. Estamos ante una obra extraordinaria de una magnitud inmensa, digna de todos los elogios. (Norma, 30 €)

Diccionario de Nueva York, de Alfonso Armada. Toda una enciclopedia sentimental de la ciudad, de sus costumbres, su modo de vida, sus peligros y de todos los lugares maravillosos que hay que visitar y que este periodista todoterreno conoció de primera mano durante una larga temporada de estancia en la City. Cada entrada de este diccionario es un relato corto y un inmenso tesoro de historias. Sus palabras nos divierten y nos invitan a la reflexión prácticamente en cada entrada, pues ejercen una fascinación irresistible. Es el suyo un proyecto ambicioso y estimulante, que nos depara muchas sorpresas. (Península, 24,70 €)

Nueva York, trazo a trazo. Desde Wall Street hasta Broadway, de Robinson, con traducción de Eva Cañada Valero. Un recorrido por la ciudad a través de los dibujos hechos a grafito del ilustrador alemán Werner Kruse, conocido por su pseudónimo, Robinson. Con un estilo realista y muy detallista, casi miniaturista, vamos conociendo la Nueva York de los años 60 –el libro es una reedición del editado a finales de esa década- que cautivó a Robinson. Matteo Pericoli firma el prólogo de este volumen plagado de momentos de paciencia milimétrica. Absolutamente recomendable para todo el mundo. (Electa, 24,90 €)

La trilogía de Nueva York: Ciudad de cristal, Fantasmas y La habitación cerrada, de Paul Auster, con traducción de Maribel de Juan. Tres novelas que se publicaron por separado entre 1985 y 1987 y que conservan inalterables todo su potencial de sugestiones. Una especie de viaje a las interioridades de Paul Auster, una puerta abierta a sus procesos creativos. Esta trilogía tiene mucho que ver con la ciudad de Nueva York y con el azar, porque la experiencia azarosa del presente sólo se ofrece a aquellos quienes tienen el coraje de volver a empezar. Si Woody Allen es ahora el icono neoyorquino del cine, el escritor de Brooklyn lo es de la literatura. (Anagrama, 19 € y 10 €)

Historias de Nueva York - Enric González

Historias de Nueva York, de Enric González. El excelente periodista de las distancias cortas le tiene a uno en vilo durante las escasas 144 páginas de este librito, un atributo nada desdeñable que remite al misterio originario de querer oír historias. Las sugerencias que da González hacen que uno sienta el deseo inmediato de viajar a Nueva York. “Pocos van para retirarse o para llevar una vida tranquila. A Nueva York se va a trabajar y a vivir con la mayor intensidad posible”, escribe. Nunca se sale indemne de sus libros. Hay muchas páginas de este volumen que uno desearía haber escrito. (RBA Libros, 16 €)