Algunos libros de los escritores seleccionados por ¡A los libros!Algunos libros de los escritores seleccionados.

La escasa fe de las grandes editoriales españolas en los escritores desconocidos o no tan conocidos por el gran público provoca la paradoja de que excelentes narradores se vean obligados a publicar sus trabajos en editoriales semidesconocidas, minoritarias o medianas cuyos canales de distribución discurren en el mayor de los casos alejados de las mesas de novedades. E incluso de las propias librerías. La realidad es compleja, contradictoria y no necesariamente agradable.

Para paliar en parte esta circunstancia, ¡A los libros! recomienda diez escritores que merecen llegar a un mayor número de lectores y tener sus libros bien visibles en las librerías. En ningún caso uno propone presentarlos como única alternativa, pero sí apostar por la convivencia en igualdad de condiciones porque los diez seleccionados entre la multitud de voces existentes poseen una altísima calidad literaria y representan un conjunto de autores relevantes que anuncian brillantes carreras de largo recorrido.

Algunos han publicado en editoriales grandes (están excluidos de este elenco quienes trabajan con ellos de manera habitual pues ya tienen suficientes posibilidades de promoción), conocen el estruendo mediático que genera el mercado e incluso han ganado premios destacables o han sido elegidos como nuevos talentos. Otros son periféricos en todos los sentidos y están absolutamente ajenos al circo literario. También entre ellos existen notables diferencias. Sin embargo, representan casi todos los orígenes, tendencias y estilos de las letras españolas, aunque quizá sea la literatura producida en Andalucía la que depare un mayor número de hallazgos.

No están todos los que son, pero lo son todos los que están. Con las selecciones uno siempre acaba por echar en falta a alguien, porque seguro que dejo fuera autores que merecen formar parte de esta subjetiva y arbitraria lista. Uno no puede conocer todo lo interesante que se publica. Aunque lo intenta. Si recomendar un libro es un acto de complicidad entre dos personas, imagínense recomendar a diez autores.

No incluyo a María Iglesias, Jesús Carrasco, Esther Ginés o Rubén Martín Giráldez porque sólo tienen publicado un libro, aunque sus primeras novelas me han fascinado. Tampoco a Julián Rodríguez Marcos, Josefa Parra, Álvaro Colomer, Elvira Navarro, Manuel Pérez Subirana, Ángela Medina, Miguel Albero, Mercedes Cebrián, José Manuel Benítez Ariza, Patricia Esteban Erlés, Hugo Izarra, Cristina Grande, Manuel Jabois, Aixa de la Cruz, Sergi Bellver, Raquel Lanseros, Francisco Javier Castro Miranda, Rebeca García Nieto, Daniel Gascón, Yolanda Aldón, Celso Castro, Fernando Clemot, Jon Bilbao, Carlos del Amor, Luis García Gil, Braulio Ortiz Poole o José Luis Martín Nogales porque necesitaría ampliar más lecturas de todos ellos para confirmar una extraordinaria primera impresión.

Otro nombre que quisiera destacar es el de Fernando San Basilio, ya entrevistado en este blog. Esta es la razón por la que hoy no aparece en esta nómina, aunque San Basilio es uno de mis escritores preferidos y una voz interesantísima que merece llegar a un público mayor. Considérenlo el undécimo protagonista de este reportaje.

En cualquier caso, son una avanzadilla de lo mucho y bueno que circula por ahí, aire fresco y necesario en el adormecido paisaje de la literatura española contemporánea. Apunten sus nombres y léanlos. No se arrepentirán.

Pilar Adón (Madrid, 1971) es narradora, poeta y traductora. Ha publicado, entre otros trabajos, la novela Las hijas de Sara, los libros de cuentos Viajes inocentes y El mes más cruel, y los poemarios Con nubes y animales y fantasmas y La hija del cazador. En los tres campos sobresale porque hay en ella una verdadera pasión narrativa. Y una vocación que le permite ir madurando de un libro a otro. Pilar Adón demuestra con cada nueva entrega que estamos ante una de las autoras más interesantes de la actualidad, y un valor en alza de las letras españolas. Web.

Rafael Ramírez Escoto (Cádiz, 1961) es uno de los escritores andaluces contemporáneos más interesantes, aunque no sea conocido debido a su discreción, una de sus señas de identidad. Su poesía resulta deliberadamente difícil porque ésta es su manera de concebirla, sumergida en símbolos y en fantasmas que no son diáfanos, pero sí perturbadores. Estamos también ante un narrador exquisito como comprobarán quienes lean los libros de relatos Pánik Zirkus y La casa del caos (ambos en Calembé), dos auténticas joyas que destacan por una riqueza de vocabulario admirable y por una extraordinaria capacidad imaginativa. Web.

Aloma Rodríguez (Zaragoza, 1983) ha publicado las novelas París tres y Solo si te mueves, y el libro de relatos Jóvenes y guapos (los tres en Xordica), en los que retrata con maestría a una generación con más desencantos y sinsabores que hadas y príncipes azules. Sus historias de aprendizaje son frescas, adictivas, bien construidas, con frases cortas y sin artificios, narrando tramas sencillas que atrapan desde el principio. Es una autora que escribe sobre mujeres y hombres de nuestro tiempo y de las cosas que nos rodean, como el trabajo, la amistad, el amor o el sexo, donde nos identifica a través de una portentosa recreación de la realidad. Web.

Daniel Ruiz García (Sevilla, 1976) se caracteriza por hacer malabarismos con las palabras. Su maestría narrativa se comprueba precisamente en la forma de narrar, repleta de hermosísimas metáforas. En un mundo que considera de gran mérito una prosa que parezca cinematográfica es ocioso recomendar la lectura de un escritor como este sevillano que me tiene fascinado con novelas como Tan lejos de Krypton, Chatarra, La canción donde ella vive o Moro, una obra durísima, conmovedora, necesaria. Daniel Ruiz García se descubre como un escritor magnífico. Y uno de mis placeres literarios de los últimos meses. Blog.

Victoria Álvarez (Salamanca, 1985) es la benjamina del grupo, pero también una de las escritoras más brillantes de su generación. Su debut fue la aplaudida Hojas de dedalera, una historia de amor en el Londres victoriano. Posteriormente publicó Las eternas, ambas en Versátil. Esta novelista ha dado con una fórmula que crea dependencia en los lectores pues combina esa sabia mezcla de fantasía y conocimiento, de amenidad y de rigor narrativos, de drama y de irreprimible imaginación que se ha convertido ya en su seña de identidad literaria. Y en una autora de éxito porque cuenta historias como se ha hecho durante toda la vida. Blog.

Pablo Gutiérrez (Huelva, 1978) es una de esas voces que surgen cada mucho tiempo en el panorama literario. Sus tres novelas Rosas, restos de alas, Nada es crucial y Democracia deslumbran por su escritura poderosa y singular donde conjuga lo poético y lo realista con innegable acierto. Es autor asimismo del conjunto de relatos Ensimismada correspondencia. Para escribir estos libros hace falta eso que escasea tanto: talento. Según la prestigiosa revista Granta, el joven escritor es “uno de los mejores narradores jóvenes de la literatura en español”. Esperemos que las presiones editoriales no tuerzan su prometedora carrera artística.

Sara Mesa (Madrid, 1976, pero residente en Sevilla desde niña) ha publicado las novelas El trepanador de cerebros, Un incendio invisible y Cuatro por cuatro, finalista del Premio Herralde en su última edición, historias que se caracterizan por la creación de atmósferas opresivas, asfixiantes, por unos personajes singulares y por su visión desesperanzada de la vida. Es autora también de los libros de relatos No es fácil ser verde y La sobriedad del galápago, dos estupendos conjuntos sugestivos e imaginativos. Ha publicado también el poemario Este jilguero agenda. Dará mucho que hablar.

Lorenzo Luengo (Madrid, 1974) fue una sugerencia de mi amigo Félix J. Palma y no puedo más que agradecérselo porque estamos ante un escritor sobresaliente, creador de unas tramas adictivas y con una prosa bellísima. Este contador de historias amante de Lord Byron ha publicado dos novelas de exultante esplendor estético que mezclan pasado, presente y futuro utilizando elementos y personajes reales para hacer participar a los lectores de un juego placentero: El quinto peregrino y Amerika. Hay muchísimas páginas suyas que uno desearía haber escrito y firmado. Ya espero con impaciencia su próximo libro de relatos en Tropo. Web.

Nieves Vázquez Recio (Cádiz, 1965) pertenece a ese reducido grupo de escritoras que siguen su propio camino y no se dejan desviar de él por nada ni por nadie, siempre con esa rabiosa fidelidad a sí misma. Esta profesora universitaria ha publicado tres extraordinarios libros de relatos, lejos de los resabios académicos: El día de la ballena, El cielo asusta y La velocidad literaria (Premio Tiflos de Cuentos, 2011), así como la novela Experimentos sobre el vacío, un libro poliédrico lleno de referencias literarias y musicales con el que quiere experimentar. Leer a Nieves Vázquez Recio es un placer altamente recomendable.

Iván Repila (Bilbao, 1978) es autor de las novelas Una comedia canalla, un debut espectacular y desternillante con el que pasarán ratos muy divertidos, y El niño que robó el caballo de Atila, una ficción seria, angustiosa, claustrofóbica, muy diferente de la anterior, aunque ambas novelas (publicadas en Libros del Silencio) recogen una lección de buena literatura en la que cada palabra merece ser leída con mimo porque su prosa es una pirotecnia perpetua de satisfacciones. La suya es una aventura narrativa de primer orden que rezuma calidad y que constituye una de las apuestas más valiosas de nuestra prosa actual.